La batalla de la distribución por el mercado (y en qué beneficia a España)

El consumo de verduras y hortalizas bio en España está en auge. Además, somos el país que más hectáreas agrícolas posee. Las superficies luchan por el segmento de moda

Las grandes cadenas de supermercados y las compañías líderes en alimentación se vieron sacudidas por el terremoto que supusieron los establecimientos que apostaron por los precios y marcas propias durante la recesión. Ahora siguen creciendo y consolidándose entre los consumidores mientras sus competidores han reaccionado buscando su flanco débil: los productos ecológicos y los bio, dos segmentos en auge y en el que se dirimen en gran medida las posibilidades de liderazgo.

La revolución consistió en modificar un concepto totalmente diferente al fenómeno que se denominó 'marcas blancas' en la década anterior, ya que ahora no son fabricados bajo cuerda por las empresas de alimentación, sino que las producen en mayor medida fabricantes diferentes, expresamente para ellos. Para contrarrestar esta ventaja, Carrefour, El Corte Inglés, Eroski y Lidl apuestan también no solo por sus marcas, sino por una tendencia que crece en España: las hortalizas y verduras ecológicas y bio y la agricultura de proximidad. ¿Por qué? Sencillamente porque se asocia a lo sano: libre de pesticidas y directo de la huerta y porque es el producto del que algunas cadenas tienen una menor presencia, una buen forma de diferenciarse.

Se asocia a lo sano, libre de pesticidas, y es el producto del que cadenas líderes en precios no disponen.

Fuente de la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This