La superficie agrícola en España se mantiene estable en 2017 con fuertes aumentos en leguminosas, tubérculos y almendro.

Entre 2016 y 2017 se observa una gran estabilidad en la superficie agraria total, en torno a los 50,59 millones de hectáreas. No obstante, en 2017 ha disminuido la superficie de cereales y más ligeramente la de los cultivos forrajeros mientras que la de leguminosas y tubérculos de consumo humano aumentan notablemente, así como la de cultivos industriales y hortalizas, pero en mucha menor medida. En los cultivos leñosos se aprecian incrementos de superficie en olivar, viñedo y sobre todo en los frutales no cítricos por la expansión que ha experimentado el almendro, por el contrario, los frutales cítricos ven reducida ligeramente su superficie. Fuente de la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This